En esta época del año, muchos niños ucranianos, que no viven en unas buenas condiciones, vienen a España y a otros países para pasar el verano. Esto ocurre desde hace muchos años y es muy frecuente que una familia de nuestro entorno adopte durante el verano, aunque más bien acogen, a un pequeño ucraniano, que pasa el verano en España, disfrutando mucho de todo lo que en Ucrania por desgracia no tienen. Es una experiencia muy positiva, porque le permite salir de su país y conocer otros lugares del mundo. Es una oportunidad muy importante para las familias y para los niños.

ninos-ucrania.jpg

Las familias españolas están encantadas con recibir a un niño de Ucrania e intenta hacer del verano, unos meses estupendos para que los ucranianos se lo pasen bien, puedan aprender algo de español, conocer las costumbres de aquí, hacer amistades y tantas otras cosas. Es una verdadera maravilla ver jugar a niños ucranianos con españoles y ver que se llevan tan bien a pesar de la diferencia en cuanto al idioma. Ojalá los mayores se llevaran también con personas de otros países.

De esta forma los niños pueden vivir lejos de Ucrania durante unos meses y conocer un país nuevo, hacer nuevos amigos y disfrutar un poco de su infancia, porque por desgracia son muchos los que viven en la pobreza, no tienen familia y demás casos concretos que nos encontramos entre estos niños. Lo bueno es que durante unos meses al año podrán disfrutar en la compañía de una familia de España.